¿Por qué es importarte la higiene facial para tu piel?

por qué es importarte la higiene facial

¿Por qué es importarte la higiene facial para tu piel?

Rate this post

Cuidar la piel del rostro es importante para mantener un cutis sano y resplandeciente. En lo que respecta a la higiene facial, hay ciertas prácticas que deben realizarse con regularidad para que tu rostro mantenga su mejor aspecto. Entre ellas están la limpieza, la exfoliación y la hidratación. Desde Helena Depilación te contamos más detenidamente por qué es importarte la higiene facial para tu piel y qué pasos debes seguir.

Pasos para llevar una buena higiene facial

Desde nuestro centro de estética llevamos años ofreciendo distintos tratamientos faciales para eliminar impurezas e imperfecciones del cutis. En Helena Depilación sabemos por qué es importarte la higiene facial para tu piel y para que luzca radiante. ¡Sigue estos pasos para cuidar tu cutis!

Limpieza

La limpieza es la base de cualquier buena rutina de limpieza facial. La limpieza regular elimina la suciedad, la grasa, el sudor y otros restos de la superficie de la piel que pueden obstruir los poros y provocar brotes u otros problemas cutáneos. Es importante utilizar un limpiador suave que no despoje a la piel de sus aceites naturales ni irrite las zonas sensibles. La limpieza de cara dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, y es recomendable realizarse tratamientos fáciles profesionales varias veces al año como los que ofrecemos en nuestro centro de estética. 

Exfoliante

La exfoliación es otro elemento clave de la higiene facial, ya que ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel. Esto permite que emerjan nuevas células que pueden ayudar a mantener tu cutis con un aspecto fresco y vibrante. La exfoliación debe hacerse al menos una vez a la semana, pero no más de tres, ya que una exfoliación excesiva puede dañar la delicada piel del rostro.

Hidratación

Por último, la hidratación es un paso esencial en cualquier rutina de higiene facial, porque ayuda a mantener el rostro hidratado y evita la sequedad o descamación que pueden hacerte parecer mayor de lo que realmente eres. Las cremas hidratantes ayudan a sellar la humedad y, al mismo tiempo, protegen contra factores ambientales como el frío o la contaminación, que pueden dañar la delicada piel del rostro. Elige una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel,  grasa, seca o mixta, para obtener los mejores resultados.

Ahora ya sabes por qué es importarte la higiene facial y qué pasos hay que seguir para hacerlo. Si quieres realizarte un tratamiento facial o quieres conocer el resto de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

No Comments

Post A Comment