Precauciones para tomar el sol en verano

precauciones para tomar el sol

Precauciones para tomar el sol en verano

Nuestra piel debe ser cuidada durante todo el año. Sin embargo, esos cuidados deberán intensificarse en los meses del verano, ya que los rayos solares inciden con más fuerza y aumentan las horas de exposición al sol. Y es que los rayos uva emitidos por el sol pueden llegar a ser especialmente nocivos para nuestro cuerpo. ¿Sabes cómo proteger tu piel adecuadamente para el verano? Sigue leyendo este post sobre consejos y precauciones para tomar el sol en verano y disfruta de la playa o la piscina sin preocupaciones.

Cómo proteger tu piel del sol

En primer lugar, te aconsejamos que conviertas a la crema de protección solar en tu compañera inseparable durante las vacaciones. Deberás aplicarla cada hora y media o dos horas en todas las zonas del cuerpo, incluyendo aquellas que se suelen olvidar, como son los pies y la cara. Por mucho que lleves gafas de sol o un gran sombrero, es fundamental aplicarse un protector solar específico para el rostro. Y por supuesto, acuérdate también de echarte crema de protección solar en los días nublados, porque los rayos UVA pueden dañar tu piel de la misma manera en los días en los que el sol está más escondido.

Cuando hablamos de precauciones para tomar el sol, no nos referimos exclusivamente a la playa, la piscina o el solarium, también deberás proteger tu piel con crema cuando vayas de excursión o en cualquier salida que hagas en las horas de mayor exposición solar. Aunque, lógicamente, lo más recomendable es no salir de casa durante el mediodía si no es estrictamente necesario. Y por supuesto, mejor no tomar el sol en esta hora del día.

No podemos olvidarnos tampoco de que mantenerse hidratado es fundamental, no solo para el cuidado de la piel, si no también para evitar males mayores, como puede ser un golpe de calor. Para ello, lo mejor que puedes hacer es beber mucha agua y llevar contigo una pieza de fruta para tomarla como aperitivo saludable en tus salidas.

¿Estás haciéndote un tratamiento de depilación láser? En estos casos debes extremar las precauciones a la hora de tomar el sol. Desde nuestro  centro de estética siempre recomendamos a nuestros clientes evitar la exposición al sol durante los 15 días antes de someterse al tratamiento, aproximadamente, y los 30 días después de la sesión. Incluso más, este periodo de protección total del sol dependerá de cada piel. A su vez, una vez pasado este tiempo, será prácticamente obligatorio proteger la piel con crema de protección solar de factor 50.

¿Por qué es tan importante tomar estas precauciones antes y después de la depilación? Porque la piel que se somete a estos tratamientos de depilación láser suele estar más sensible de lo habitual. Y exponer esta piel sensible al sol podría derivar en irritaciones, manchas y quemaduras. Si tienes alguna duda al respecto, puedes contactar con nuestro equipo de expertos en tratamientos de depilación láser. Desde Helena Depilación Láser Alejandrita estamos a tu disposición.

No hay comentarios

Deja un comentario